En 2015 se registraron 45.874 intoxicaciones alimentarias

Según el último informe anual de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) sobre las enfermedades zoonóticas (Enfermedades provocadas por virus, bacterias, parásitos y hongos que puede transmitirse entre animales y seres humanos), el pasado año 2015, se notificaron 4.362 brotes por intoxicación alimentaria en Europa, que provocaron 45.874 casos de enfermedad.

La principal causa de estas intoxicaciones (21,8% de los brotes) estuvo provocada por bacterias del género Salmonella presente en los huevos, seguida por los bacilos del género Campylobacter (8,9% de los brotes).

El resto de las intoxicaciones se produjeron por otras causas entre las que se destacan las toxinas bacterianas, las relacionadas por el mal estado del agua de consumo y las de origen vírico.

Los alimentos que sirvieron de vehículo a estas intoxicaciones fueron en su mayoría de origen animal, con la siguiente proporción:

El agente tóxico mas frecuente en las intoxicaciones producidas en los hogares fue la Salmonella, mientras que las toxinas bacterianas (no botulínicas), Calcivirus (virus infectivos de animales) y las provocadas por otras causas se produjeron en lugares públicos como bares y restaurantes.

Las Enfermedades zoonóticas transmitidas por los alimentos son causadas por el consumo de alimentos o agua contaminada con patógenos (causantes de enfermedades) microorganismos potable tales como bacterias y sus toxinas, virus y parásitos. Entran en el cuerpo a través del tracto gastrointestinal, donde a menudo se producen los primeros síntomas. Muchos de estos microorganismos se encuentran comúnmente en los intestinos de los animales productores de alimentos saludables. Los riesgos de contaminación están presentes desde el campo a la mesa de ahí la importancia de la prevención, el Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC) y el control de toda la cadena alimentaria, para proteger a los consumidores de este riesgo.

Fuentes: INFOSALUS/EUROPA PRESS e Informe Anual de la EFSA

 

Comparte en tus redesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *